El libro publicado en memoria de Barbara Anna Kistler se ha compartido digitalmente

Publicamos esta traducción no oficial de un artículo de Yeni Demokrasi.

Fueron publicados el libro “Internacionalismo desde los Alpes hasta Munzur”, publicado en memoria de Barbara Anna Kistler, una de las guerras ejemplares del proletariado internacional que se convirtió en inmortal junto a sus cinco camaradas, en la montaña de Dersim, Yel, entre el 21 de enero y el 10 de febrero de 1993, y el panfleto “La internacionalista proletaria Barbara Anna Kistler fue martirizada en Dersim”.

Pueden acceder al libro y al panfleto en la web del Archivo de Partizan.

Internacionalismo desde los Alpes hasta Munzur

La internacionalista proletaria Barbara Anna Kistler fue martirizada en Dersim

UNA INTERNATIONALISTA REVOLUCIONARIA DESDE LOS ALPES HASTA MUNZUR

Barbara Anna Kistler nació en 1955 en Zúrich, Suiza. Tras su corta vida escolar, empezó a trabajar. Se interesó por la política a la edad de 16 años. Las condiciones en las que vivió llevaron a Barbara a ser cercana a la clase obrera y a los oprimidos. Barbara hizo un esfuerzo por ver las realidades soslayadas de su país así como su cara visible, se dio cuenta de la explotación, alienación y acomodación de todo, se opuso al sistema, tomó parte en organizaciones en línea con sus ideas, y estuvo a la vanguardia de la lucha antifascista y antiimperialista en Suiza. Simpatizó con Reboolie Bunker, una organización autónoma, y participó en campañas organizadas en secreto y en abierto contra la opresión del estado en su país. Fue detenida durante tres semanas a la edad de 17 años durante el ataque sobre una comuna que formó cn sus amigos. En los mismos años apoyó al Viet Cong y expresó su solidaridad con aquellos encarcelados procedentes de grupos de izquierda radical.

Entre los grupos suizos, su relación más importante fue con el KGI (Comité contra el Aislamiento). Vio al KGI como ML entre los grupos existentes. KGI emergió como núcleo en la lucha por crear el partido comunista, pero no pudo lograr la estructura deseada en el proceso y se limitó a problemas académicos específicos. Tuvo también una estrecha relación con el Grupo Markely. Su más importante trabajo aquí fue reemplazar y transformar las ideas feministas en movimientos dentro del movimiento con ideas ML, y tratar de llevar al movimiento de las mujeres a una conciencia de clase. Como prueba de los hechos, hoy en día este movimiento aborda el problema desde dentro del movimiento proletario revolucionario.

Conoció a revolucionarios turcos en Europa en los años 80 y tomó parte en el Comité de Solidaridad con los Prisioneros, el cuál se opuso a los ataques contra los revolucionarios en prisiones turcas. Mientras trabajaba en solidaridad con grupos antiimperialistas, fue a Perú como periodista. Tras la llegada al poder de los Sandinistas, tomó parte en organizar voluntarios desde Europa. Estableció relaciones con el Partido del Proletariado en 1989. Tras reunirse con él, decidió participar directamente en la lucha revolucionaria en Turquía, desplegando uno de los más altos ejemplos de internacionalismo con su entendimiento del MLM. Participó activamente en el proceso de seguir en la práctica la línea de los fugitivos de Metris en la lucha por el socialismo. Entonces se estableció en Estambul. El 19 de mayo de 1991, la casa en la que estaba con İsmail Oral fue asaltada y ella fue puesta bajo custodia. Durante 15 días de tortura, demostró su lealtad a sus camaradas y sus principios continuando la tradición del camarada dirigente İbrahim Kaypakkaya, “no relevando secretos”. Durante su estancia en prisión, experimenta más concretamente la solidaridad de clase entre el Estado turco y el Estado suizo al respecto de su cooperación y hostilidad hacia el pueblo. Usó la prisión como escuela de la revolución y el tribunal como plataforma de la revolución. Desafió a los tribunales fascistas turcos diciendo que “el proletariado internacional me juzgará, no vosotros sino el proletariado internacional” en el tribunal burgués. La vida en prisión la llevó a luchar en posiciones más avanzadas. Las siguientes palabras que dijo en su ceremonia de liberación fueron un indicativo de su determinación: “Prepararemos una posición para todos vosotros para luchar en las montañas. Estamos esperándoos.”

Tras 8 meses en cautiverio, Barbara (Kinem) se unió al Ejército Popular. Así, se convierte en el más concreto y vívido ejemplo de internacionalismo. Se acostumbró pronto a condiciones no familiares. También se ganó el amor de los pobres y oprimidos aldeanos de Dersim.

El Campamento Temporal de Invierno cerca de Pülümür donde la 2ª Unidad del Distrito del Ejército Popular se retiró, fue expuesto por soldados y rodeado el 21 de enero de 1993. Cuando las unidades guerrilleras supieron que estaban bajo asedio, emplazaron sus unidades de vanguardia en todas las cimas de las montañas alrededor del campamento. El enemigo empezó un intenso bombardeo con 3 aviones y tres helicópteros cobra recibidos desde Erzurum. Sin embargo, el enemigo no pudo acercarse a las unidades guerrilleras o infligirles bajas. Al estar todas as aldeas en la región donde las unidades guerrilleras se establecieron, bajo ocupación militar, las unidades no pudieron visitar ninguna aldea. Tras un largo camino bajo duras condiciones de invierno, tres guerreros del pueblo fueron inmortalizados. Manteniendo el verdadero significado de las relaciones de camaradería que Barbara admiró tanto, lo cuál le causó a ella simpatizar con el Partido del Proletariado, vivió los mejores ejemplos de sacrificio, solidaridad y amistad durante esta marcha. Tras llegar a la aldea que tenían como objetivo, tres guerreros del pueblo más fueron inmortalizados. Entre esos mártires, estaba Barbara Anna Kistler, uno de los nombres inolvidables del proletariado internacional, que sucumbió no ante el enemigo sino ante las brutales condiciones de invierno.

Noticia anterior Finlandia: el discurso fascista de Niinistö en la apertura del Parlamento
Siguiente noticia AND: Editorial Semanal – Luiz Inácio busca revivir políticamente a Bolsonaro