Brasil: ¡Libertad para Luzivaldo!

Publicamos una traducción no oficial del llamamiento de la Liga Obrera de Brasil, al respecto del caso del campesino Luzivaldo de Souza Araújo.

¡EXIGIMOS LIBERTAD PARA EL CAMPESINO LUZIVALDO!

La lucha de los campesinos, indígenas, quilombos, en fin, de todas las masas trabajadoras que luchan en defensa de mejoras, es justa y por eso, debemos apoyarlas de forma activa. Por eso, convocamos a todos a apoyar a la lucha campesina, fortalecer la unidad entre campo-ciudad y defender la liberación de Luzivaldo y su hermano, Robélio, que son víctimas del viejo Estado, prisioneros políticos, y es el deber de todos defender la justa lucha del pueblo, y hacer en su defensa.

El viejo Estado burocrático brasileño, basado en la más retrógrada alianza entre gran burguesía y latifundio, al servicio del imperialismo, principalmente yanqui, sigue cometiendo los más bárbaros crímenes contra el pueblo, y es un deber de todos los luchadores clasistas, buscar fortalecer la contraposición a ese grupo de poder, es decir, elevar la alianza obrero-campesino, la única capaz de derrocar esta vieja y podrida democracia. En ese sentido, la Liga Obrera, no escatima esfuerzos, para apoyar la justa lucha campesina, y enarbolamos en lo más alto, la bandera en defensa de la libertad del campesino Luzivaldo de Souza Araújo, 42 años y de su hermano Robélio, 30 años, que está preso injustamente desde 2019, por un crimen del que “alguien oyó hablar” en un sitio, donde el latifundista es el poder absoluto de la región.

Debemos apoyar a todos los luchadores del pueblo, que se enfrentan a sus acosadores, principalmente a los que luchan por la destrucción del latifundio y defienden la destrucción del sistema secular de concentración de tierras del país. La acusación que se imputa contra Luzivaldo y su hermano, es parte integrante de un plan de los latifundistas de la región, para intentar frenar la lucha por un pedazo de tierra para vivir y plantar, ya que Luzivaldo es una piedra en el camino de los latifundistas ladrones de tierras de la región, como no podría ser de otra forma – ya que él mismo, rechazó aceptar estar del lado de los latifundistas y es un referente para los campesinos del Área São José da Boa Vista en Campina Verde, en el Triângulo Mineiro de la región. Republicamos la nota publicada en la página de la Asociación Brasileña de Abogados del Pueblo – Gabriel Pimenta (Associação Brasileira dos Advogados do Povo – Gabriel Pimenta (ABRAPO)).

17 de junio de 2023 – ABRAPO

LUZIVALDO: ¡Se hará justicia!

El juicio del campesino Luzivaldo de Souza Araújo, 42 años, está marcado para el próximo día 26 de junio de 2023, en Campina Verde/MG. ABRAPO defiende que el juicio debe ser transferido (finalizado), pues entendemos que no existe ambiente para que se haga justicia para Luzivaldo, ya que toda la acusación contra Luzivaldo está basada en una “denuncia anónima” y en “habladurías”, lo que compromete la imparcialidad del juicio, sumado al hecho, de que la región sufre una gran influencia del latifundio, por tanto gran parte de la población local está influenciada por los conflictos reiterados entre los campesinos y latifundistas que desde hace décadas golpean la región.

La injusticia contra Luzivaldo ya se ha cometido, él se encuentra preso, sin pruebas: testigos que no presenciaron nada, apenas “habladurías”, y acusaciones “anónimas”, ni siquiera fue presentada la “motivación” del crimen – consta en la denuncia del Fiscal y es repetida en la sentencia que expone más de una posible motivación, que por si sólo ya es una aberración jurídica, sin embargo todas estas posibles motivaciones (invenciones jurídicas) fueron desmentidas por testimonios.

El hermano de Luzivaldo, Robélio, 30 años, también será llevado a juicio, lo que deja aún más claro el ser un proceso político, al ni siquiera ser citado por el oficial de policía que supuestamente oyó que “alguien dijo” que el campesino Luzivaldo cometió un crimen.

Luzivaldo sigue preso sin motivo, sin pruebas y acusado de un crimen que no cometió, estando claro que su encarcelamiento se justifica por el hecho de ser un líder campesino, que desde hace 10 años resiste contra las varias tentativas de reintegración de las posesiones de Área São José da Boa Vista, donde él ejercía el papel de coordinador, en una legítima lucha por el derecho a la tierra, dejando claro que su encarcelamiento es político.

Encarcelamiento político que fue comprobado en el juicio del recurso presentado ante el Tribunal de Justicia de Minas Gerais, donde los jueces, cuando negaron la revocación de la prisión preventiva y la anulación de la sentencia, se basaron en el hecho de que el crimen ocurrió en el área del asentamiento, demostrando de forma indiscutible la criminalización del movimiento campesino por parte del sistema judicial, veamos:

“Tratándose de un delito realizado en el área del asentamiento, marcada por disputas sangrientas donde impera la conocida “Ley del Silencio”, es necesario destacar lo que se pudo encontrar durante la investigación del crimen”

Cabe resaltar, inclusive, que el crimen en cuestión ni siquiera habría ocurrido en un área de conflicto agrario, sino en una hacienda próxima, de modo que no es posible relacionarlo de forma alguna con la ocupación de tierra, apenas que se busque criminalizarla.

Desde su encarcelamiento (hace casi 4 años), ABRAPO junto con CEBRASPO, la Comisión Nacional de las Ligas de Campesinos Pobres, sindicatos, estudiantes y demócratas de todo Brasil han estado protestando y exigiendo la LIBERACIÓN INMEDIATA DE LUZIVALDO.

Durante el período de encarcelamiento, Luzivaldo ha sufrido diversas situaciones de abuso, como encontramos en la nota de la Comisión Nacional de Ligas de Campesinos Pobres (Comissão Nacional das Ligas dos Camponeses Pobres) donde por complicaciones de salud, pasó días hospitalizado. Resaltamos que debido a un problema hepático, con cuadro infeccioso, necesitaba de acuerdo con las recomendaciones médicas, alimentación especial, cosa que nunca sucedió.

Se llevaron a cabo diversas quejas, que llevaron inclusive a peticiones de información y medidas por parte de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa de Minas Gerais, llevadas a cabo por la Diputada Andreia de Jesus:

Como parte de la campaña, decenas de correos electrónicos de protesta fueron enviados al Gobernador MG Romeu Zema; a la Presidencia del TJMG (Tribunal de Justicia de Minas Gerais); al Departamento Penitenciario de Minas Gerais, al Consejo Estatal de Defensa de los Derechos Humanos y a la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Estado de Minas Gerais.

La Asociación Brasileña de Abogados del Pueblo Gabriel Pimenta, reafirma su convicción en la inocencia del campesino Luzivaldo, que sigue preso injustamente, y de su hermano Robélio, ambos acusados y con juicio marcado para el próximo día 26, manifestando nuestro apoyo y esperanza de que el Juicio será imparcial, rescatará la verdad, la justicia, e impedirá que se consume una condena injusta más, como tantas otras en la historia.

¡EXIGIMOS LIBERTAD PARA EL CAMPESINO LUZIVALDO!

¡LUCHAR NO ES UN CRIMEN!

¡LUZIVALDO ES UN PRESO POLÍTICO!

Asociación Brasileña de abogados del Pueblo Gabriel Pimenta – ABRAPO (Associação Brasileira dos Advogados do Povo – Gabriel Pimenta (ABRAPO)

Centro Brasileño de Solidaridad con los Pueblos (Centro Brasileiro de Solidariedade aos Povos – CEBRASPO)

Noticia anterior Brasil: las masas de las favelas resisten los ataques
Siguiente noticia Lula y el latifundio brasileño en las negociaciones UE-MERCOSUR