Novedades sobre la represión en Irlanda

Ayer lunes 26 de febrero, Acción Anti-imperialista Irlanda (AIA) informó sobre el acoso a un ex-prisionero de guerra republicano de los seis condados ocupados. En la noticia, AIA explica cómo intentaron intimidar al activista: llevándolo a una sala de interrogatorio, donde se encontraban también perros policías. En la sala, intentaron hacerle preguntas para un interrogatorio, incluyendo preguntas en relación a la propia organización Acción Anti-imperialista Irlanda. El activista, conociendo la estrategia de MI5, el servicio militar de inteligencia de Reino Unido, se negó a responder a las preguntas.

AIA informa en su artículo de cómo MI5 suele intentar destruir el movimiento republicano al conseguir informantes para poder conocer las actividades del movimiento. También intimida a los activistas republicanos, a sus familias y finalmente “tender una trampa a los activistas republicanos”, tal y como informan. En su artículo, también enfatizan la necesidad de destapar esta estrategia, puesto que como indican en el propio artículo “La AIA elogia a este ex prisionero de guerra republicano por presentarse. No es ninguna vergüenza que el MI5 se acerque a ellos, la vergüenza es relacionarse con ellos o trabajar con ellos”.

En un artículo anterior, AIA informaba que había asistido a una charla del Departamento Legal de NUIG Galway sobre el uso del Estado de la Ley de Delitos Contra el Estado. En esta charla, donde se analizó el uso de estas “leyes draconianas” se utilizan para reprimir al Movimiento Republicano en Irlanda, que constituye una amenaza para el Estado: “Un orador destacó cómo las leyes irlandesas y la Ley de Delitos contra el Estado se basan enteramente en los puntos culminantes de la lucha republicana revolucionaria en el país y que, a pesar de la pista falsa del crimen organizado, esos poderes siguen claramente politizados y hasta el día de hoy se utilizan. reprimir la actividad republicana.”

En la charla, se trataron diferentes formas de represión que utiliza el Estado, como tribunales sin jurados hasta complejas evidencias basadas en sospechas respecto a organizaciones “prescritas”. Así, el Estado obstaculiza la práctica de los derechos democráticos básicos. AIA asegura que continuará “haciendo campaña contra la Ley de Delitos contra la Ley Estatal de los Estados Libres y sus Tribunales Especiales y destacará cómo se utilizan esos poderes de emergencia para atacar a los activistas republicanos.”

Noticia anterior Dos años de la guerra de agresión rusa contra Ucrania
Siguiente noticia Choques de agricultores con la policía en Bruselas