Nepal – Declaración de Prensa sobre el Vigésimonoveno Día de la Guerra Popular

Debido al fuerte interés de nuestros lectores al respecto de la situación en Nepal, publicamos esta traducción no oficial de esta declaración para que se tenga información general.

Bajo el liderazgo del antiguo PCN (Maoísta), la Gran Guerra Popular, que se inició el 13 de febrero de 1996, ha cumplido hoy su vigésimo noveno aniversario. En esta ocasión vamos a celebrar el Día de la Guerra Popular en todo el país. En esta ocasión histórica, nuestro partido rinde homenajes sinceros a todos los mártires inmortales que alcanzaron el martirio en el proceso de la revolución nepalí, expresa nuestro sincero respeto a los guerreros desaparecidos, heridos y discapacitados, y conmemora los registros de sacrificio, heroísmo y devoción presentada por el pueblo nepalí. Además, nuestro partido saluda a las familias de los mártires y guerreros desaparecidos, a los miembros enteros del partido, a sus apoyos y simpatizantes, a las personas respetables y partidos hermanos, y al proletariado mundial.

En Nepal, que se encontraba en una condición semifeudal y semicolonial, la Gran Guerra Popular fue declarada hace exactamente veintiocho años con la determinación de llevar a cabo una revolución de nueva democracia internamente contra el feudalismo, el capitalismo comprador y burocrático y externamente contra el imperialismo y expansionismo, había podido construir siete divisiones del Ejército Popular de Liberación, establecer y defender bases de apoyo y gobiernos populares en el campo en un corto período. Difundió un nuevo mensaje de revolución y cambio social en todo el mundo y planteó un inmenso desafío al imperialismo mundial. Sin embargo, debido a la desviación neorrevisionista y la inmensa traición del principal líder dentro del movimiento maoísta, la revolución nepalí ha sufrido ahora un severo revés. El líder principal que ayer dirigió la Guerra Popular se ha convertido hoy en un títere confiable del imperialismo/expansionismo, mientras que otro líder ha llegado a la conclusión subjetiva de que el marxismo ha sido irrelevante.

Los limitados derechos democráticos que el pueblo nepalí había obtenido gracias a la Guerra Popular y el movimiento de masas se están tomando gradualmente. La crisis económica del país se ha vuelto grave y el déficit comercial se está disparando. Gracias al desempleo generalizado y a los altos aumentos de precios, la clase obrera está preocupada por el problema de llegar a fin de mes. La clase dominante nepalí no piensa en desarrollar una economía nacional autosuficiente y abrir la puerta al empleo administrando eficazmente los sectores agrícola e industrial del país. Por el contrario, la clase dominante nepalí se siente «orgullosa» que las remesas que el país acumula mediante la venta de jóvenes en nombre del empleo en el extranjero, hayan sostenido la economía del país.

La clase dominante nepalí ha abierto el camino para hacer de Nepal una base militar de Estados Unidos al firmar con el imperialismo estadounidense acuerdos antinacionales como el MCC y el SPP, que son partes integrales de la estrategia del Indo-Pacífico. Los gobernantes nepalíes han perdido el coraje incluso de oponerse diplomáticamente a la invasión de fronteras y la interferencia política, económica y cultural por parte de la clase dominante india en Nepal. Todo esto es el resultado que los altos dirigentes de los partidos parlamentarios de Nepal se hayan convertido en agentes confiables del imperialismo/expansionismo en el proceso de colonización del país. De esta manera, la cuestión de la independencia nacional, la democracia y el sustento del pueblo del país se están agravando con el paso de los días. Ésta es la amarga realidad del Nepal actual.

La insatisfacción del pueblo con el poder estatal, el sistema y los partidos políticos parlamentarios está desbordándose y los elementos reaccionarios están tratando de aprovecharlo. Los elementos reaccionarios no pueden ser una opción para esto. Por lo tanto, el socialismo científico a través de la revolución de nueva democracia en Nepal se ha convertido en una necesidad urgente.

El proceso de revolución social no es sencillo; avanza a través de decenas de ciclos de revolución y contrarrevolución. La revolución nepalí ha sufrido un revés, pero el proceso revolucionario no se ha detenido. Está avanzando de una manera nueva en la nueva situación. Hemos formado el Partido Comunista Revolucionario de Nepal uniendo al antiguo PCN (Maoísta Revolucionario) y al PCN (Bahumat). Nos estamos preparando para la revolución aprendiendo de las experiencias positivas y negativas de las revoluciones proletarias nepalíes y mundiales, aplicando creativamente el marxismo-leninismo-maoísmo a la especificidad nepalí. Con motivo del 29º Día de la Gran Guerra Popular, llamamos sinceramente a todos los grupos revolucionarios y a los revolucionarios dispersos a avanzar por el sendero de la revolución.

13 de febrero de 2024

Kanchan

Portavoz

Noticia anterior Yeni Demokrasi: Los activos de nuestro reportero Ertan Çıta fueron congelados
Siguiente noticia CASR: De Bastar a Punjab, parar los bombardeos aéreos y el uso de gases lacrimógenos contra manifestantes